BHAs Y AHAs en el cuidado de la piel

El pH de tu piel
agosto 26, 2019
Artemisia: un ingrediente ancestral
febrero 1, 2021

BHAs Y AHAs en el cuidado de la piel

 
 

 

En los últimos años, el BHA y AHA se han convertido en ingredientes populares en la formulación de productos del cuidado de la piel, y se han catalogado como “cosmoceuticals”, o cosméticos con funciones farmacéuticas, ya que son excelentes aliados para disminuir las líneas de expresión, a refirmar, hidratar y emparejar el tono y textura del rostro, reduciendo la apariencia de manchas, arrugas y cicatrices.

Los BHA y AHA son exfoliantes químicos derivados de productos naturales. A a pesar de ser ácidos, ambas sustancias son lo suficientemente ligeras y no abrasivas para ser usadas incluso en piel sensible y reseca. También ayudan a disminuir las líneas de expresión, a refirmar, hidratar y emparejar el tono y textura del rostro, reduciendo la apariencia de manchas, arrugas y cicatrices.

¿Qué son los BHA?
Los BHA o ácidos beta hidróxidos son uno de los ingredientes más usados en productos para el cuidado de la piel. Esto es por que a pesar de que el término ácido puede ser intimidante, es una sustancia no abrasiva y que por el contrario ayuda a aliviar y calmar la piel, siendo más suave que cualquier cepillo o exfoliante con partículas gruesas.

Los BHA trabajan tanto en la superficie de la piel, pero especialmente en las capas profundas y dentro de los poros. Además, son solubles en aceite por lo que se recomiendan para piel normal a grasa, con propensión a espinillas, acné, comodones y poros abiertos. Los BHA también contienen propiedades calmantes y antinflamatorias por lo que es suficientemente leve para usarse en piel sensible, y propensa al enrojecimiento y rosácea.

El BHA más comúnmente usado es el ácido salicílico, un ingrediente conocido por sus propiedades para tratar el acné pero que también funciona para reducir el enrojecimiento e inflamación de la piel. El uso de BHAs mejora las asperezas, ayudan contra las arrugas y contra la pigmentación solar de la piel en un período mínimo de aplicación de 6 meses, usado diariamente.

 

 

¿Qué son los AHA?

Los AHA o ácidos alfa hidróxido son ingrediente derivado de la caña de azúcar, leche o frutas. Son exfoliantes químicos que retiran las células muertas de la superficie de la piel, revelando la piel nueva que se encuentra debajo. Trabajan disolviendo el pegamento que uno las células de la piel, haciendo que la piel muerta pueda retirarse fácilmente.

Los AHA son solubles en agua, por lo que solo trabajan en la superficie de la piel. Están generalmente recomendados para piel normal a seca y dañada por el sol ya que ayudan a mejorar los factores de hidratación dentro de la piel, y también son efectivos en la reducción de los daños visibles de la piel ocasionados por el sol como las líneas de expresión y arrugas.

El AHA más comúnmente utilizado es el ácido glicólico que se deriva de la caña de azúcar. Este ingrediente exfolia la piel y tiene propiedades antibacteriales que ayudan a prevenir brotes de acné. Otros AHA incluyen el ácido láctico, tartárico, cítrico, málico y mandélico.

¿Cómo puedo integrar estas sustancias en mi rutina de belleza?
Los BHA y AHA son exfoliantes químicos derivados de productos naturales. A pesar de ser ácidos, ambas sustancias dependiendo de su concentración pueden ser lo suficientemente ligeras y no abrasivas para ser usadas incluso en piel sensible y reseca. Para los AHA, se recomienda una concentración de 10% para uso diario, aunque puede encontrarse en concentraciones de hasta 20% que pueden usarse con menor frecuencia. No todas las pieles toleran bien el AHA, por lo que es mejor iniciar usando productos con baja concentración para ver cómo va respondiendo la piel.

En el caso de los BHA, la concentración máxima permitida es el 2%. Para controlar el acné se usa entre 1y 2%, y pueden usarse concentraciones más bajas si solo se desea mantener los poros limpios.

 

 
 

 

Se recomienda utilizar estos productos de preferencia por la noche. También pueden usarse de día, sin embargo, al ser exfoliantes, pueden dejar la piel sensible al sol, por lo que se recomienda usarlos con la precaución de utilizar protector solar y reaplicar periódicamente para evitar reacciones causadas por los ratos UVA y UVB.

Se recomienda introducir estos ingredientes de forma gradual en la rutina de belleza, es decir, empezando por usarlos una vez por semana, y dependiendo de la reacción del rostro, ir aumentando a 2 o máximo 3 veces por semana de ser necesario. Cada piel es diferente por lo que la frecuencia, e incluso si se usa uno o ambos ácidos a la vez dependerá exclusivamente de cómo reacciona la piel. En este sentido cada persona debe buscar el método que mejor funcione para el rostro.

Es importante saber que estos productos rinden sus efectos de forma gradual y deben se usados por lo menos 60 días de forma constante para ver resultados en la piel. Al inicio es normal que estos productos purguen la piel de impurezas causando pequeños brotes de acné, siempre y cuando no se produzca en conjunto con irritación y enrojecimiento excesivo de la piel.

Como precaución se recomienda a las personas con alergia a la aspirina que no se use ese producto sin hacer una prueba de sensibilidad en el brazo antes de colocarlo en el rostro, ya que a pesar de no se el mismo compuesto, tiene la misma raíz por lo que pudiese causar una reacción.

¿Puedo usar ambos a la vez? Dependiendo de las necesidades del rostro, pueden combinarse los AHA/BHA en las rutinas de belleza, de hecho, algunos productos incluyen ambos ingredientes. Otra opción es alternarlos para obtener resultados integrales en la piel. Puede usarse una semana los AHA y la siguiente los BHA, pero esto dependerá de cómo reaccione la piel de cada persona.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *